El Nombre de un Antepasado

Cómo se elegían los nombres de los antepasados

El uso de uno, dos o incluso tres y cuatro nombres a√Īadidos al apellido familiar para un reci√©n nacido es una tradici√≥n familiar bastante reciente.

El nombre de un bebé no se toma a la ligera, sino que es una cuestión de tradición, herencia y respeto a otra persona, pariente, virtud, religión o institución. Hace siglos, cuando una persona podía ser nombrada en función de la ocupación familiar, era necesario distinguir a una persona de otra. Gracias a los árboles genealógicos podemos conocer la historia de los familiares.

Un herrero se llamaba “Smith” y para diferenciar a sus tres hijos, cada uno necesitaba otro nombre. As√≠ se desarrollaron Joseph Smith, Matthew Smith y John Smith; con esos nombres dados de un antiguo grupo de nombres. Adem√°s de una ocupaci√≥n, los nombres de familia podr√≠an originarse de una ubicaci√≥n, un atributo f√≠sico o una habilidad.

La tradici√≥n m√°s popular era la de un tocayo. Se nombraba a un hijo por el padre y a una hija por la madre. En los siglos XV y XVI eran muy populares los nombres relacionados con virtudes o m√©ritos. Especialmente para los beb√©s de sexo femenino, nombres como Caridad, Piedad, Esperanza y Agradecimiento eran muy comunes. Esta misma pr√°ctica se repiti√≥ durante las revolucionarias d√©cadas de 1960 y 1970 en muchos pa√≠ses con nombres como “Mariposa”, “Amor” o “Castidad”.

Utilizar un apellido familiar como nombre de pila fue muy popular durante los siglos XVIII, XIX y la mayor parte del XX. Esta tradici√≥n sirve al investigador geneal√≥gico para obtener posibles pistas sobre sus antepasados m√°s lejanos. Si el nombre completo de su abuela era Harriett Wesley Brown, ese segundo nombre de “Wesley” podr√≠a ser el apellido de un pariente.

Vale la pena investigar las posibilidades. Los h√©roes inspiradores de la √©poca en el nacimiento de un ni√Īo podr√≠an hacer que los padres seleccionaran ese nombre de pila. Muchos hijos recibieron el nombre de presidentes de Estados Unidos o de miembros de las cortes reales. Esta informaci√≥n hist√≥rica puede ayudar a determinar la fecha de nacimiento de un individuo.

Era una pr√°ctica com√ļn dar los mismos nombres a un reci√©n nacido de un hermano anterior despu√©s de que ese ni√Īo muriera joven. Las variaciones de los nombres existen por innumerables razones. A veces, los padres ten√≠an su propia forma de deletrear el nombre. Adem√°s, existe la posibilidad de que un empleado del registro se equivoque al escribir los nombres. Adem√°s, un antepasado podr√≠a haber cambiado legalmente su nombre cuando era adulto. Todo esto puede suponer una diferencia a la hora de localizar al antepasado correcto.
Incluso con nombres legales, algunos antepasados siempre fueron conocidos por apodos. Esto puede hacer que la investigaci√≥n sea problem√°tica. Si usted pensaba que su abuela se llamaba Gertrude y el √ļnico individuo que encuentra se llama Trudy, podr√≠an ser la misma persona. Adelaida tambi√©n puede escribirse Adelayde y Mackenzie puede escribirse Mckenzie, Makenzie o Makenzi.

Hace a√Īos, las graf√≠as cambiaban porque la gente carec√≠a de una educaci√≥n completa y no sab√≠a c√≥mo deletrear los distintos nombres. Al buscar a sus antepasados, revise todas las posibilidades, encuentre sus nombres completos y comp√°relos con los de otros miembros de la familia, incluidos los apellidos. Existen variaciones ortogr√°ficas en todo tipo de registros e incluso dentro de una misma familia. Los apodos y los cambios de nombre pueden ser complicados, as√≠ que est√© atento a esas desviaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba