El Nombre de un Antepasado

El uso de uno, dos o incluso tres y cuatro nombres añadidos al apellido familiar para un recién nacido es una tradición familiar bastante reciente.

El nombre de un bebé no se toma a la ligera, sino que es una cuestión de tradición, herencia y respeto a otra persona, pariente, virtud, religión o institución. Hace siglos, cuando una persona podía ser nombrada en función de la ocupación familiar, era necesario distinguir a una persona de otra. Gracias a los árboles genealógicos podemos conocer la historia de los familiares.

Un herrero se llamaba «Smith» y para diferenciar a sus tres hijos, cada uno necesitaba otro nombre. Así se desarrollaron Joseph Smith, Matthew Smith y John Smith; con esos nombres dados de un antiguo grupo de nombres. Además de una ocupación, los nombres de familia podrían originarse de una ubicación, un atributo físico o una habilidad.

La tradición más popular era la de un tocayo. Se nombraba a un hijo por el padre y a una hija por la madre. En los siglos XV y XVI eran muy populares los nombres relacionados con virtudes o méritos. Especialmente para los bebés de sexo femenino, nombres como Caridad, Piedad, Esperanza y Agradecimiento eran muy comunes.

Esta misma práctica se repitió durante las revolucionarias décadas de 1960 y 1970 en muchos países con nombres como «Mariposa», «Amor» o «Castidad».

Utilizar un apellido familiar como nombre de pila fue muy popular durante los siglos XVIII, XIX y la mayor parte del XX. Esta tradición sirve al investigador genealógico para obtener posibles pistas sobre sus antepasados más lejanos. Si el nombre completo de su abuela era Harriett Wesley Brown, ese segundo nombre de «Wesley» podría ser el apellido de un pariente.

Vale la pena investigar las posibilidades. Los héroes inspiradores de la época en el nacimiento de un niño podrían hacer que los padres seleccionaran ese nombre de pila. Muchos hijos recibieron el nombre de presidentes de Estados Unidos o de miembros de las cortes reales. Esta información histórica puede ayudar a determinar la fecha de nacimiento de un individuo.

Era una práctica común dar los mismos nombres a un recién nacido de un hermano anterior después de que ese niño muriera joven. Las variaciones de los nombres existen por innumerables razones. A veces, los padres tenían su propia forma de deletrear el nombre. Además, existe la posibilidad de que un empleado del registro se equivoque al escribir los nombres.

También, un antepasado podría haber cambiado legalmente su nombre cuando era adulto. Todo esto puede suponer una diferencia a la hora de localizar al antepasado correcto.

Incluso con nombres legales, algunos antepasados siempre fueron conocidos por apodos. Esto puede hacer que la investigación sea problemática. Si usted pensaba que su abuela se llamaba Gertrude y el único individuo que encuentra se llama Trudy, podrían ser la misma persona. Adelaida también puede escribirse Adelayde y Mackenzie puede escribirse Mckenzie, Makenzie o Makenzi.

Hace años, las grafías cambiaban porque la gente carecía de una educación completa y no sabía cómo deletrear los distintos nombres. Al buscar a sus antepasados, revise todas las posibilidades, encuentre sus nombres completos y compárelos con los de otros miembros de la familia, incluidos los apellidos.

Te puede interesar: El árbol genealógico de Harry Potter

Existen variaciones ortográficas en todo tipo de registros e incluso dentro de una misma familia. Los apodos y los cambios de nombre pueden ser complicados, así que esté atento a esas desviaciones.


Te puede interesar también:

Familiograma de la familia

¿Qué es un Familiograma?

Hoy en día existen muchas herramientas que nos permiten estudiar a fondo las líneas familiares de una persona. Entendiendo así ...
Leer Más
Responder preguntas genealogía

Preguntas de Genealogía para Principiantes

Con tanta gente que ya ha investigado, seguramente puedas encontrar información sobre tu familia investigando a través de las nuevas ...
Leer Más
Todos los integrantes de la familia de los Austrias

Árbol Genealógico Austrias

Muchos siglos atrás y mucho antes de que existieran las leyes constitucionales, eran los reyes quienes gobernaban los países. Durante ...
Leer Más

Deja un comentario